lunes, 22 de mayo de 2017

Blanco, blanco, blanco.

Federico García Lorca.
Canción otoñal.

Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas,
pero mi senda se pierde
en el alma de la niebla.
La luz me troncha las alas
y el dolor de mi tristeza 
va mojando los recuerdos
en la fuente de la idea.

Todas las rosas son blancas,
tan blancas como mi pena,
y no son las rosas blancas,
que ha nevado sobre ellas.
Antes tuvieron el iris.
También sobre el alma nieva.
La nieve del alma tiene
copos de besos y escenas
que se hundieron en la sombra
o en la luz del que las piensa.

La nieve cae de las rosas,
pero la del alma queda,
y la garra de los años
hace un sudario con ellas.

¿Se deshelará la nieve
cuando la muerte nos lleva?
¿O después habrá otra nieve
y otras rosas más perfectas?
¿Será la paz con nosotros 
como Cristo nos enseña?
¿O nunca será posible 
la solución del problema?

lunes, 15 de mayo de 2017

Solo ante el peligro.


El miedo.
Pablo Neruda.

Todos me piden que dé saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele.
Muy bien.

Todos me aconsejan reposo,
todos me destina doctores,
mirándome de cierta manera.
¿ Qué pasa ?

Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía 
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca,.
Tengo miedo.

Tengo  miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo,
Pablo Neruda.


lunes, 8 de mayo de 2017

Primavera, tortura o placer.


A la primavera
Gloria Fuertes

-Tío Pío,
en el cole me han pedido
que escriba una poesia
a la prima Primavera.
¿Tú quieres que te la lea,
y me dices lo que opinas?
-Sí sobrina.

Se oye un pío, pío,
junto a la orilla del río.
¡Oh!, cosa maravillosa,
los árboles tienen hojas,
las mariposas tienen ojos,
las ristras tienen ajos.

Junto a la orilla del río
todo es belleza y sonrío,
se oye un pío, pío, pío.
La Primavera ha venido
y yo la he reconocido,
por el pío, pío, pío.

-¿que te ha parecido, tío?-
-Demasiado pío, pío.

lunes, 1 de mayo de 2017

Calma en el templo.


Luis de Góngora.
De pura honestidad templo sagrado.

De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro duro
fue por divina mano fabricado;

Pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro,
que a la esmeralda fina el verde puro
habéis para viriles usurpado;

Soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;

Ídolo bello, a quien humilde adoro,
oye piadoso al que por ti suspira,
tus irnos canta, y tus virtudes reza.


domingo, 23 de abril de 2017

El beso de la puesta.

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de
mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos
para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca
que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana
libertad elegida por mi para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no
busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que 
mi mano te dibuja.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope,
nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan se acercan entre si, se
superpones y los cíclopes se miran, inspirando confundidos, las bocas se encuentran y
luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los 
dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va  y viene y un silencio.
Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad
de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o peces, de 
movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos 
ahogamos es un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea 
muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento
temblar contra mí como la luna en el agua.......

Rayuela
Julio Cortázar.

martes, 18 de abril de 2017

Venid a la luz.



Los peces van a la escuela.
Gloria Fuertes.

Hay un colegio
en le fondo del mar,
y allí los "bonitos"
bajan a estudiar.

Y el que más escribe
 es el calamar,
y el que menos sabe
no sabe la "a".

A dar la lección 
"pez espada" va,
lleva su puntero
 para señalar:

"Con olas y barcas,
el norte del mar,
y limita al este
con playas sin par..."

Y después, muy serios,
todos a rezar:
pupitre de perlas
bacos de coral,
encerado verde
y tiza de sal.

Muchos pececillos
ríen al sumar.
Y el buzo a los peces
bajaba a asustar,
con su cara blanca 
dentro de un cristal.


lunes, 10 de abril de 2017

La ventana indiscreta.


Piedritas en la ventana.
Mario Benedetti.

De vez en cuando la alegría 
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme de que está esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime 
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme cara ala  techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas

Quién sabe donde quedan mis próximas huellas
ni cuando mi historia va a ser computada
quién sabe qué consejos voy a inventar aún
y que atajo voy a inventar para no seguirlos

Está bien, no jugaré al desahucio 
no tatuaré el recuerdo con olvidos
mucho queda por decir y callar
y también quedan uvas para llenar la boca

Está bien, me doy por persuadido.
Que la alegría no tire más piedritas
Abriré la ventana.
Abriré la ventana.

lunes, 3 de abril de 2017

Carta a mi amada inmortal. Beethoven.


Mi amada, mi todo, mi otro yo.
Hoy sólo unas palabras escritas a lápiz.
¿ Por qué este profundo dolor? ¿ Puede existir nuestro profundo amor si no es a través del sacrificio?
¿ Podemos cambiar el hecho que yo sea totalmente tuyo, y tú totalmente mía?
¡Oh Dios mío!Mira la belleza de la Naturaleza y consuela tu alma. El amor lo pide todo y lo hace con toda la razón. Si nuestros corazones estuvieran siempre juntos, no necesitaría decir nada, pero estamos separados.
 Tengo tantas cosas que decirte.. ¡ Alégrate ! Por mucho que me quieras, yo te quiero más profundamente. Aún estoy en la cama y mis sentimientos vuelan a encontrarte.
¡Oh amada inmortal!. Yo ya no puedo vivir si no es totalmente contigo o totalmente sin ti. He decidido navegar sin rumbo en la distancia hasta que pueda llegar a tus brazos, con mi alma abrazada a ti hasta donde llegan los espíritus. 
 Mi corazón  no podrá querer nunca a nadie más.
 ¡ Oh Dios mío ! ¿ Por qué tengo que estar separado de lo que mas quiero?.
 El amor me convierte en el hombre más feliz y en el más infeliz al mismo tiempo.
 Sé paciente y ¡ámame!.
 Qué deseo más doloroso tengo de ti amor mío. Mi todo.
 ¡ Adiós ! No dejes de quererme y no juzgues con dureza al corazón de quien más te ama.
 Siempre tuyo.  Siempre mía. Siempre nuestro. 
  
                  LUDWIG.

lunes, 27 de marzo de 2017

Rojo pasión.


Hombres de mar.
Rafael Alberti.

Hombres de mar,
eterno buscador que nunca encuentra,
en el horizonte azulado del cielo y mar
eternas despedidas, regresar quizás,ç
partes siempre mirando el horizonte
pero con la mente, en lo que dejas detrás.

La tierra no es más que un momento,
una noche que recordar,
entre el cielo y el mar puedes volar,
eterna oscilación de lo que fue y lo que vendrá.

Hombres de mar,
sin lazos que te aten, pero al mar no dejarás,
hermosa trinidad que da paz; cielo, hombre y mar,
hermosa pero muchas veces sufrida,
porque el hombre es par la tierra
y tú contistas el mar.

lunes, 20 de marzo de 2017

Rayos del baptisterio.

POEMAS ÚLTIMOS.
MIGUEL HERNÁNDEZ
Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío.

Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío:
claridad absoluta, transparencia redonda.
Limpidez cuya extraña, como el fondo del río,
con el tiempo se afirma, con la sangre se ahonda...

¿Qué lucientes materias duraderas te han hecho,
corazón de alborada, carnación matutina?
Yo no quiero más día que el que exalta tu pecho.
Tu sangre es la mañana que jamás se termina.

No hay más luz que tu cuerpo, no hay más sol: todo ocaso.
Yo no veo las cosas a otra luz que tu frente.
La otra luz es fantasma, nada más, de tu paso.
Tu insondable mirada nunca gira al poniente.

Claridad son posible declinar. Suma esencia
del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.
Juventud. Limpidez. Claridad. Transparencia
acercando los atros más lejanos de lumbre.

Claro cuerpo moreno de calor fecundante.
Hierba negra el origen; Hierba negra las sienes.
Trago negro los ojos, la mirada distante.
Día azul. Noche clara. Sombra clara que vienes.

Yo no quiero más luz que tu sombra dorada 
donde brotan anillos de una hierba sombría.
En mi sangre, fielmente por tu cuerpo abrasada,
para mi es de noche: para siempre es de día.


lunes, 13 de marzo de 2017

Eldorado.


Eldorado
Edgar Allan Poe

Brillantemente ataviado, un galante caballero,
viajó largo tiempo al sol y a la sombra,
cantando su canción, a la busca del Eldorado.

Pero llegó a viejo, el animoso caballero, y
sobre su corazón cayó la noche porque en ninguna
parte encontró la tierra de Eldorado.

Y al fin, cuando le faltaron las fuerzas, pudo
hallar una sombra peregrina. - Sombra, - le
preguntó- ¿dónde podría estar esa tierra de Eldorado?

-<
en el fondo del valle de las sombras; cabalgad,
cabalgad sin descanso- respondió la sombra,-si 
buscáis el Eldorado...>>.

martes, 7 de marzo de 2017

A veces veo cosas....


Abdeslam Baraka.
Mi Tierra es África.

África es mi tierra
y me siento africano.
No tengo por que ser negro
ni bailar al son de grandes tambores,
para sentir en lo más profundo de mi ama
el cálido soplo de sus vientos,
sus perfumes y tantos suaves sabores.

África no es negra 
a pesar de los pesares.
Es tierra madre con sus dignos seres y vegetales,
que ni llora ni se estremece,
ante quien olvida que el color blanco
es uno de sus mil colores
que surgen de las cenizas de sus volcanes.

África es mi tierra
y en ella aprendí
que la palabra hermano
es más que un saludo vano.
Es un acorde un ser humano
con quien, por la gracia de Dios,
habrás de cruzar caminos llanos.

África me llama..
Su voz es tiernas tono materno.
África me llama
y yo le respondo, 
los versos de los que dispongo
que ¡África es mi tierra
y que me siento africano!

martes, 28 de febrero de 2017

Atardecer en La Mota.


Mario Benedetti.
Amor de tarde.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la plantilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miri el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿ Qué tal ? " y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

domingo, 19 de febrero de 2017

Alas metálicas.

Eres azul.
MariaCarmen.

Eres azul...
azul profundo de emociones
azul tranquilo, azul sereno
azul real y verdadero...

Pintaste mi alma, pintaste mi cielo
en un breve momento
pintaste de azul mi corazón y mis adentros...
azul, infinito de sueños
eterno, inmortal... azul sereno
azul  con blanco de fe y de cielo...

!SI¡
Eres azul de inteligencia
azul promesa
azul  lejano
azul cercano
azul sereno....

Lejano y grande
difuminado e inalcanzable
eres azul de cielo
azul que no cansa
azul que me alcanza
para iluminar desde aquí 
mi negro cielo......

miércoles, 15 de febrero de 2017

El camino.


EL CAMINO DE LA MUERTE
Manuel Machado.

Es el camino de la muerte. 
Es el camino de la vida... 
En la frescura de las rosas
ve reparando. Y en las lindas
adolescentes. Y en los suaves
aromas de las tardes tibias. 
Abraza los talles esbeltos
y besa las caras bonitas. 
De los sabores y colores
gusta. Y de la embriaguez divina. 
Escucha las músicas dulces. 
Goza de la melancolía
de no saber, de no creer, de
soñar un poco. Ama y olvida, 
y atrás no mires. Y no creas
que tiene raíces la dicha. 
No habrás llegado hasta que todo
lo hayas perdido. Ve, camina... 
Es el camino de la muerte. 
Es el camino de la vida. 

domingo, 12 de febrero de 2017

Agua libre de remilgos.

Octavio Paz.
El desconocido.

La noche nace en espejos de luto.
Sombríos ramos húmedos
ciñen su pecho y su cintura,
su cuerpo azul, infinito y tangible.
No la puebla el silencio: rumores silenciosos,
peces fantasmas, se deslizan, fosforecen, huyen.
La noche es verde, vasta y  silenciosa.
La noche es morada y azul.
Es de fuego y es de agua.
La noche es de mármol negro y de humo.
Es sus hombros nace un río que se curva,
una silenciosa cascada de plumas negras.

lunes, 6 de febrero de 2017

Bruma.

Cendal flotante de leve bruma...
Gustavo Adolfo Bécquer.

Cendal flotante de leve bruma,
rizada cinta de blanca espuma,
rumor sonoro
de arpa de oro,
beso del aura, onda de luz,
                                 eso eres tú.
¡Tú, sombra aérea que cuantas veces
voy a tocarte te desvaneces
como la llama, como el sonido,
como la niebla, como un gemido
                               del lago azul!
En mar sin playas onda sonante,
en el vacío cometa errante,
largo lamento
del ronco viento,
ansia perpetua de algo mejor,
                                 eso soy yo.
¡Yo, que a tus ojos en mi agonía
los ojos vuelvo de noche y día;
yo, que incansable corro y demente
tras una sombra, tras la hija ardiente
de una visión!

martes, 31 de enero de 2017

Corre, corre, caballito.


Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.
Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía...
¡Ahora no te escaparás!
Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!
Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.
Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?
Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.
Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó! 

Antonio Machado

martes, 17 de enero de 2017

Los vapores de la Tierra.


El corazón de la Tierra.

El corazón de la Tierra 
tien hombres que la desgarran.
La Tierra es muy anciana.
Sufre ataques al corazón
-en sus entrañas-.
Sus volcanes,
laten demasiado 
por exceso de odio y de lava.

La Tierra no está para muchos trotes
está cansada.
Cuando entierran en ella
niños con metralla
le dan arcadas.

Gloria Fuertes.

Amarillo y ella.

Primavera amarilla
Abril venía, lleno
todo de flores amarillas:
amarillo el arroyo,
amarillo el vallado, la colina,
el cementerio de los niños,
el huerto aquel, donde el amor vivía.

El sol ungía de amarillo el mundo,
con sus luces caídas;
¡ay, por los lirios áureos,
el agua de oro, tibia;
las amarillas mariposas
sobre las rosas amarillas!

Guirnaldas amarillas escalaban
los árboles; ¡el día
era una gracia perfumada de oro,
en un dorado despertar de vida!
Entre los huesos de los muertos
abría Dios sus manos amarillas.

Juan Ramón Jiménez.

miércoles, 4 de enero de 2017

¡¡¡¡¡¡ Comienza el espectáculo !!!!!


Como el pan se parece
al pan de ayer,
como un anillo a todos los anillos:
los días
parpadean
claros, tintineante, fugitivos,
y se recuestan en la noche oscura.

Veo el último
día 
de este 
año
en un ferrocarril, hacia las lluvias
del distante archipiélago morado,
y el hombre
de la máquina,
complicada como un reloj del cielo,
agachando los ojos
a la infinita
pauta de los rieles, 
a las brillantes manivelas,
a los veloces vínculos del fuego.

Oda al primer día del año.
Pablo Neruda.