miércoles, 13 de agosto de 2014

Verano y agosto.

Esta lluvia que ciega los cristales
alegrará en perdidos arrabales
las negras uvas de una parra en cierto
patio que ya no existe. La mojada
tarde me trae la voz, la voz deseada,
de mi padre que vuelve y que no ha muerto.

Jorge Luis Borges.

2 comentarios:

Helio Fraile dijo...

De vez en cuando visito tu blog, me sorprendes gratamente con tus fotos.
Un saludo.

pedronikon dijo...

Muchas gracias por tus palabras.Es para mi un aliento que haya gente que le guste lo que hago.